Qué hacer en Penedès en otoño

El otoño es una estación con mucha actividad en Penedès y que ve cambiar totalmente el color de su paisaje. A finales de septiembre y principios de octubre todavía se puede ver como los viñedos, especialmente los de más altura, se cosechan las variedades de uva más tardías para entrar a las bodegas, prensar y elaborar los vinos. Por lo tanto, algunas bodegas aún pueden ofrecer actividades relacionadas con la vendimia. Y si no llegáis a tiempo, siempre se puede disfrutar del enoturismo en todas sus formas, desde actividades en los viñedos hasta el corazón de la bodega.

Además, es difícil negar el atractivo del otoño en la región, cuando los viñedos brillan con colores vibrantes en naranja, rojo, dorado y amarillo. Si a esto se le añade que habitualmente las temperaturas son suaves tanto de día como de noche, no es extraño que ésta sea una de las estaciones con más visitantes en Penedès.

1. Una cata de vinos o maridaje en la Ruta del Vino del Penedès

No nos engañemos: una de las cosas que más nos gusta es poner la mesa con buenos vinos y buena comida. En la Ruta del Vino del Penedès hay un gran número de bodegas y establecimientos que ofrecen catas guiadas, para descubrir nuevos vinos, variedades y aprender un poquito más sobre todo lo que hay dentro de una copa. Si quieres ir un paso más allá, incluso encontrarás cursos de cata muy completos y talleres para elaborar propio vino!

Para aquellos que aprecian el producto de calidad, probar y aprender cosas nuevas, os recomendamos reservar un maridaje en una bodega y dejaros llevar por los expertos. Encontrareis clásicos, como degustaciones de vinos con quesos o jamón, y cosas tan sorprendentes como los maridajes con chocolate, ostras o sushi. Y por supuesto, no os perdáis la oportunidad de sentaros a la mesa de alguno de nuestros fantásticos restaurantes para una experiencia gastronómica de nivel!

Ver las experiencias de catas y maridajes

2. Déjate sorprender por museos, espacios culturales y de experiencias

Por supuesto, en Penedès encuentras espacios para descubrir el mundo del vino, como el VINSEUM, Museo de las culturas del vino de Cataluña o el Centro de Interpretación del cava- Cava Center. Sin embargo, también quedaréis sorprendidos por otros tipos de espacios, que hablan de cosas tan variadas como los primeros pobladores de nuestro territorio y de su huella, de la elaboración del chocolate, de historias de la guerra civil, como en el CIARGA o de arte y artistas, como la Vila Museu Pau Casals, la casa frente al mar del más grande violonchelista de todos los tiempos.

Visitar los museos y espacios culturales es una buena oportunidad para ver el Penedès en familia y desde otra perspectiva menos convencional

3. Apuntarte al reto de la ruta Penedès360

Se trata de la ruta para recorrer la región de Penedès en bicicleta, que pasa cerca del mar, entre viñedos y por montañas. Encontraréis 3 rutas por etapas y circulares, que podéis hacer a vuestro aire, y cada una para una modalidad de bicicleta: carretera, BTT y gravel. 
Os confirmamos que no hay mejor manera de entender la inmensidad y los contrastes del territorio que recorrerlo en bici, para poder probar poco a poco el paisaje. De camino, encontrarás viñedos, castillos, bodegas, parques naturales, arroyos, pueblos rurales y mil lugares con encanto!

Te apuntas al reto de hacer la Penedès360 este otoño?

4. Conocer pueblos con encanto

Los buenos viajeros saben que lo más bonito es descubrir rincones y perderse en los pequeños detalles. Para ello, tienes que pasear por los pueblos de Penedès, comprar el producto típico en la tienda local y preguntar a su gente para que te cuenten sus secretos. No sólo eso, sino que tendrás la oportunidad de descubrir las joyas de nuestro patrimonio, como sus castillos, iglesias, monasterios y yacimientos arqueológicos que custodian estas villas, en algunos casos, desde hace cientos de años.

Además, tenemos la fortuna de tener un territorio muy extenso, que va desde mar hasta montaña, así que puedes encontrar desde villas marineras hasta pueblos de altura, muy diferentes entre sí, pero todos pueblos con su pequeño encanto!

5. De interior hasta la costa por La Carretera del Vi

La Carretera del Vi es una ruta que permite a los amantes del vino descubrir el antiguo trazado que unía los viñedos del Penedès con las playas del Garraf, para llevar el vino que se elaboraba en el interior hasta el puerto para poder comercializarlo en todo el mundo.

Se trata de una iniciativa conjunta de 7 municipios y 13 bodegas, unidos para dar a conocer sus atractivos y experiencias turísticas. Se trata de una ruta lineal de 35 km que une el punto de partida, el castillo de Sant Martí Sarroca, con las playas de Sitges y recorre las poblaciones de Pacs del Penedès, Vilafranca del Penedès, Sant Miquel d'Olèrdola, Canyelles y Sant Pere de Ribes. Por supuesto, lo más interesante es poder hacer paradas por el camino para visitar alguna de las bodegas o descubrir los rincones de estas villas, entre los que encontramos desde vestigios de los íberos hasta componentes del modernismo, pasando por castillos y arquitectura popular y tradicional del territorio, todo ello completado con una amplia propuesta cultural y una variada gastronomía.

La ruta está pensada para hacer en coche, a su ritmo ... y repetir tiene recompensa! Haga un vistazo al Pasaporte de La Carretera del Vi y las ventajas que puede obtener!

Suscríbete a nuestro boletín
¿Quieres estar al día sobre eventos, actividades y propuestas que tienen lugar en el Penedès?